Páginas vistas en total

jueves, 8 de junio de 2017

La de hoy, de Vitalij Kuprij... y un poquito de reflexión.


La rola de hoy es de una banda llamada Artension. Bueno, en realidad, es un solo de piano de Vitalij Kuprij, tecladista de la banda.
Artension fue uno de esos llamados supergrupos, formado por el virtuoso tecladista ucrano mencionado y el guitarrista suizo Roger Staffelbach. Los acompañaba John West en la voz y tuvieron a varios bajistas en la alineación, puro peso pesado, como Steve DiGiorgio y Kevin Chown. Creo que también Mike "el mil grupos" Terrana estuvo dándole a los parches.
Por el currículum de los músicos, sobra decir que la onda es metal progre virtuoso, sin llegar a los excesos de otros como Dream Theater.
Los conocí hace muchos años y me gustaron bastante. Mis amigos trachers los odiaban, por lógicas razones.

Pero vamos por partes:

Les comparto una rola que viene en un disco de Artension pero, como comenté, es un solo de piano del ucrano. Se llama "I really don't care", aquí la pueden descargar y aquí está el video/audio en YouTube. 

A Vitalij Kuprij lo conocí personalmente hace unos 10 años. Un amigo aprovechó que el virtuoso daría unos conciertos en el Conservatorio Nacional de Música y lo contrató para dar una clínica/concierto en la Sala Chopin.
Ja, encontré este video donde me veo, mientras él "calentaba" para la clínica.

Edit: Me puse a pendejear en YouTube y encontré un video donde Vitalij toca "I Really Don´t Care" en México, un poco cambiada. Está aquí el video, es a partir del minuto 6, pero vean todo el video de sus encores. Es un agasajo.

Yo fui "la dama de compañía" del músico durante todo un día. Platicamos mucho. El güey estudió en 3 de los mejores conservatorios del mundo (Filadelfia, Suiza y Ucrania), se sabe todo lo de Chopin de memoria. Me contó que cuando va a dar conciertos termina cansado mentalmente porque se aprende la obra completa para interpretarla y evitar así leer la partitura. Y vaya que es impresionante verlo tocar.

Una de las cosas que más me sorprendió fue cuando me rogó lo ayudará a conseguir cómo limpiar sus zapatos (o sea, lo llevé con un bolero). Me dijo que no podía tocar si tenía los zapatos sucios. Así la disciplina.

¿Por qué elegí esa rola para hoy? Porque hoy, I do care.

Después de los meses de torbellino, de hace aproximadamente un mes para acá comencé a salir a flote. Pero esta semana ha sido decisiva. Sí, me he fletado cabrón 15 ó 16 horas al día y, a pesar de que aún no caen todos los pagos, sé que ahí vienen.

La terapia ha hecho maravillas conmigo. Y pensar que yo siempre me negué a hacerlo. Amigos, si creen que lo necesitan, vayan, neta. Pero vayan convencidos. Gracias a ustedes dos. Ustedes saben quiénes son, me encargaré que lean esto.

La recuperación no es cosa de días, ni de semanas. En sí, le calculo que me tomará al menos unos 4 meses lograrlo, pero ahí voy.
Y sí, I do care. Por Renata. Porque tengo una deuda con la vida. Y porque recuerdo cuando todo era más sencillo para mí (como cuando conocí a Vitalij Kuprij) y me valía madres gran parte de todo. Ya no.

La neta, creo que de haber pensado en meterme unos tiros a estar pensando en cómo comenzar mañana (al rato) la chamba, sí hay un gran avance. ¿Y saben qué? Estoy contento. Muy. El camino ha sido doloroso y aún le falta, pero estoy MUY convencido de que vale un chinguero la pena.

Disfruten la rola.