Páginas vistas en total

martes, 13 de febrero de 2018

La rola del día: Lechery


La rola para este día es de una banda sueca de heavy metal puro y melódico. Ellos son Lechery y, al menos yo, no los conocía.
Esta rola que les dejo viene en su más reciente álbum titulado We are all Born Evil, recién salidito del horno y sin pierde.



Échenle una escuchada, la pueden descargar aquí. 

También les dejo su fanpage en Facebook y el video promo del disco en YouTube.
No se van a arrepentir si lo suyo es el heavy directo y sin exageraciones.

domingo, 11 de febrero de 2018

Fire Walk with Me: 3 años.



¿Quién es la niña más bonita del mundo?
Así es, tú. Feliz cumpleaños, chamaca preciosa. Ya son 3, y la vida apenas empieza.
Escribo esto el día 10 por la noche pero supongo lo terminaré mañana, el mero día de tu cumpleaños. Estoy escuchando a Angelo Baladamenti, con su soundtrack para una película llamada Twin Peaks. A lo mejor, un día la verás, ya cuando estés más grande, mucho más grande.
De Twin Peaks viene el nombre de este escrito. Fire Walk With Me. Pero ahorita regresamos a eso.
El tres es un número muy importante para ti y también lo es para mí. A lo mejor no lo sabes y espero que tú mamá te lo cuente, pero existe un cuento sobre tres pequeños ponys que nacieron en un lejano país de Asia. Si esa historia no existiera, a lo mejor tú tampoco estarías en este mundo. Curiosamente, hay una foto que se tomó el 10 de febrero de 2015, donde tu mamá se ve de espaldas con la maleta lista para el hospital, saliendo de lo que fue tu cuarto hasta antes de que te fueras a Panamá. En la foto, los tres pequeños ponys miran cómo ella se aleja, pues saben que estabas a punto de llegar. Nunca, por favor Ren, nunca olvides esa imagen. Estoy muy seguro que entenderás la importancia y la fuerza que representa. (Por cierto, también algún día conocerás la historia de los ponys, pero será dentro de algunos años, para que la comprendas mejor.



El tres es el número de veces que en mi vida no ha habido más tierra para rascar y es cuando sabes que todo es hacia el otro lado. Y sí, ya esa es la dirección pero nada es fácil en estos momentos.
Tres es el número de contracciones que tuvo mamá y donde los doctores empujaban la panza fuerte fuerte para que salieras. Si no hubieras salido en esa tercera vez, hubieran tenido que operar a mami para que pudieras salir.
Tres es un número que tengo en mente para algo que debo hacer este año, y eso es un secreto entre tú y yo solamente. Cuando tenga la oportunidad de visitarte allá en Panamá, te platicaré de qué se trata.
Tres son los años que cumples, tres son los idiomas en los que te cantaré las mañanitas aunque sea por mensaje de voz y tres son las veces que te repetiré cuánto te amo. Podrían ser mil, podrían ser millones pero nunca nunca serán suficientes.
Ya estás en la escuela, ya tienes amigos y amigas, ya estás viviendo un cambio bastante fuerte en tu vida, en un nuevo país, lejos de donde naciste. Afortunadamente estás con mamá y ella es muy, pero MUY fuerte y sé que cada cosa que hace lo hace pensando en que es lo mejor para ti. Y bueno, hasta aquí es una cosa.
Van dos más para que sean 3: esto es algo que no podrás comprender ahorita pero ojalá pudieras creer que me voy a convertir en el mejor papá de la historia. Y algún día estarás muy orgullosa de mí, casi tanto como yo lo estoy de ti.
Por último, ese fuego que camina conmigo es el que está dejando atrás lo que no sirve, lo que detiene, lo que estorba, lo que bloquea. Te lo prometo.
Te amo, hija. Tú eres TODO para mí, ¡MUY FELIZ CUMPLEAÑOS!

PD
Tres son las letras más maravillosas del mundo: REN.